Haciendo su propia interpretación de “Cóncavo y convexo” del brasileño Roberto Carlos, Alejandro Fernández subió al escenario del Festival Internacional de la Canción, para dar inicio a esta tercera jornada del evento.

Enfundado en un impecable traje gris, el Potrillo hizo gala de sus grandes éxitos y, junto a una gran banda compuesta por más de 10 músicos, se apoderó del “monstruo” ávido de romanticismo.

 Maite Perroni negó que el reciente reencuentro con sus ex compañeros de RBD sea una señal para que la agrupación se vuelva a unir en un escenario, pues dado los proyectos de cada uno, este suceso es imposible.

“Tuvimos un encuentro muy especial, fue un día muy lindo, donde después de casi 7 años estuvimos casi todos presentes y la verdad es que en este tiempo habíamos coincidido, nos habíamos visto entre todos, pero nunca habíamos a estar todos juntos en el mismo lugar y moemento”, respondió la cantante durante una entrevista para un medio mexicano.

Suscribete

 

Recibe nuestro boletín y mantente informado de los próximos eventos, noticias, concursos y mucho más!